Suscríbete
Búsqueda

Mamás corredoras: las 3 claves del ‘éxito’ según 4 secas corredoras

Planificación, red de apoyo, expectativas reales y disfrutar. Esos son algunos de las claves del éxito que comparten estas 4 mamás corredoras que han sabido compatibilizar su deporte favorito con la maternidad.

Catalina Langlois (@cata_langlois) artista, profesora, corredora y mamá de 5

 

“Lo primero disfruta mucho cada vez que sales a correr y transmite a tus hijos esa felicidad que te produce el running. Ellos se darán cuenta lo especial que resulta para ti y te apoyarán todos los días. Lo segundo: organización y organización. Siempre hay tiempo para hacer deporte, solo búscalo. Y mi tercer consejo aprovecha de entrenar el fin de semana a primera hora, así llegarás a tu casa renovada y con la mejor disposición para estar en familia”

Katherine Cañete (@reina_mustanga) seleccionada nacional de trail running y mamá de 1

“Para mí lo mejor es tener redes de apoyo… en mi caso es mi marido y mis papás. Lo segundo es  organizar el tiempo, de modo que sea una rutina a la cual respetes y tu entorno respete para que no lleguen justo a interrumpir cuando vas a salir a entrenar. Y lo  tercero, pero más importante, es encontrar motivación aun cuando no tengas objetivos competitivos, que sea solo  por sentirte bien contigo misma, para estar mejor, porque es la mejor terapia para ahorrarse el psicólogo”

Karen Torrealba @ktorrealbac  Entrenadora, corredora y mamá de 2

“Mi primer consejo sería planificar horarios diarios y semanales, es decir, fin de semana hacer una proyección de actividades, adelantar tareas como almuerzo, ropa, casa (en mi caso por ejemplo los domingos dejo una muda de ropa semanal más cosas de casa). El segundo consejo seria cumplir, paso a paso,  lo establecido pese a que surgen imponderables. Intento terminar con las actividades una a una, día a día, sin desesperarme si no logro cumplirlas. La clave está en apegarse a los horarios que entrego a cada cosa. Si es 1 hora de entrenamiento: intentar que sea efectiva. Y por último estar dispuesta a entrenar en cualquier lugar y horario. Siempre ando con mi bolso para todos lados y si me quedan 30 minutos libres los aprovecho para trotar donde me pille el horario. O si debo pedalear a las 4:00 am lo hago. Así puedo despertar, preparar desayuno y cumplir con mis labores de madre, esposa a contar de las 6:00 AM.

Leslie Barrenal (@ultra_mami)  Corredora y mamá de 3

“Lo más importante: ser flexible con el horario de entrenamiento. No siempre podremos salir a trotar en los horarios ideales, a veces alguna reunión de padres o uno de tus hijos enfermo debe quedarse en casa así que lo mejor es no agobiarse y esperar la mejor hora para hacerlo, puede ser muy temprano en la mañana antes que los niños se vayan al colegio o muy tarde una vez que ya se hayan ido a acostar, pero en lo posible hacerlo igual, eso te dará un rato a solas de tranquilidad y mejor voluntad para enfrentar un nuevo día, procura dormir bien. Lo segundo: llévalos a las carreras. Un buen momento para que tus hijos vivan lo que vives cada vez que asistes a una competencia, es organizar el calendario e incluir alguna distancia “kids” así crearas recuerdos “deportivos” juntos, sentirán el impulso de hacer actividad física con tu ejemplo y sentirán orgullo de hacer lo que tanto admiran en su mamá. Y lo tercero: organiza tu plan. Contar con una red de apoyo para quienes somos madres y nos gusta correr es fundamental, familia se cuadra con la mama para que podamos asistir a competencias o entrenamientos fuera de la ciudad. No siempre podemos (o quieren) llevarlos con nosotros, así que contar con el apoyo del papa para atender a la familia en nuestra ausencia es maravilloso, pero más valioso aun para ser una mamá corredora es que incluyas el correr como prioridad en tu vida diaria y que ellos vean que es un momento importante para ti”.

por

Josefina, periodista, corredora aficionada y editora de Ladyrun.

Comentarios