Sí se puede: todas a correr con frío

A pesar de que estamos en plena época de frío, no dejamos de levantarnos a primera hora o ni de terminar el día con un trote. Sí, ya están aquí los días de correr con frío y de noche. En Ladyrun las invitamos a no decaer, con algunos consejos para nunca parar de correr.

 

  1. Inscríbete en carreras: aunque en época baja el número de carreras, inscríbete en las que puedas, siempre tenemos Puerto Varas, Maratón de Viña, otras en Santiago. SI tienes estas metas, no dejarás de lado el entrenamiento.
  2. Poco, pero mejor entrenamiento. En verano es un agrado entrenar y como los días son ‘más largos’, se puede hacer muchos días a la semana. En esta época entrena poco, pero con mejor calidad.
  3. Hazlo con amigos. Los amigos de entrenamiento es LA mejor manera de salir sí o sí. Los fines de semana son el mejor momento para salir juntos y pasar el frío con un rico café después.
  4. No pienses. El frío en conjunto con las mañanas y tardes oscuras siempre van a hacer que tu cama sea demasiado tentadora. Por eso el mejor consejo es NO PIENSES. Si suena tu alarma, levántate enseguida. Si vas después del trabajo, olvídate de recordar que hay rica comida y una casa calientita, ponte tus zapatillas y aleja todo pensamiento de tu cabeza. Y recuerda que siempre la satisfacción que viene después de entrenar es mejor
  5. Aprovecha la mañana. Si estás acostumbrado a entrenar por las mañanas, no lo dejes de correr con frío. En las tardes es mucho más difícil motivarse a entrenar. En cambio si lo haces AM, la tarea ya está hecha y Netflix te estará esperando después del estudio o trabajo, para disfrutar.
  6. Piensa en tu ropa. La tecnología de la ropa deportiva para invierno es increíble. Hay cortavientos, poleras manga larga, calcetines y calzas adecuadas para pasar tranquilas las bajas temperaturas. También los accesorios ayudan, como los cuellos, guantes y gorritos para friolentas.
  7. Pequeños regalitos. No cualquiera corre en invierno, así que cada tanto dato una merecida recompensa. Una comida rica, ropa nueva, acostarte más temprano que de costumbre, un rico masaje o un siempre agradable paso por la pedicure.

por

Periodista corredora. Le gusta ver tele y películas además de escuchar buena música corriendo.

Comentarios