8 sacrificios que hacemos los corredores

Si te gusta correr entenderás cada punto de este post. Porque correr tiene múltiples beneficios eso bien lo sabemos, pero para eso también tenemos que hacer bastantes sacrificios. Acá algunos de los ‘sacrificios’ que hacemos felices por llegar a la meta. 

La noche del viernes ( y a veces, también la del sábado). Los fines de semana son los mejores para los largos. Sobre todo el sábado, que te deja el domingo para descansar. Entonces el viernes, el día en que se termina la semana laboral, cuando tus amigos se juntan a tomar algo, y quizás después alarguen la noche con una salida a bailar, tú tienes que decir que no. Y retirarte silenciosamente a descansar porque, al otro día, quieres rendir al máximo.

Despertar a una hora normal. Casi todos odian el sonido del despertador… pero los corredores estamos acostumbrados a que  suene aún más temprano ( antes de las 6 AM) para ir a correr. Lo hacemos porque queremos, es verdad, aunque igual cuesta.   Pero cuando ves a tus amigos corredores en las mismas, sabes que no estás solo (ni tan loco).

El cuidado de la dieta . La carga de carhohidratos, incluir súper alimentos y las toneladas de agua que no importa si es verano o invierno igual hay que tomar. Esos son algunos de los ‘sacrificios’ que debemos hacer al alimentarnos si queremos rendir al máximo. Dieta y entrenamiento van de la mano.

Las malditas lesiones. Si sometes tu cuerpo a un entrenamiento, es probable que te lesiones. Son muy pocos los corredores invictos. La única alternativa es cuidarse mucho dándole al cuerpo lo que necesita: buena alimentación, descanso y entrenamiento complementario.

El bolsillo. Las zapatillas, la polera, el cortaviento, la calza larga, calcetines, guantes y un GRAN etc. Ahora si sumamos las carreras, las comidas, el desayuno post entrenamiento…correr no sale tan barato ¿ o no?

La dignidad. Cuando ves la foto que te sacaron tus amigos llegando a la meta, con la boca seca, pelo pegado a la cara, short y polera transpirados, sabes que te apuntaste a un deporte que deja la dignidad de lado.

Seguridad. Cuando sales a correr en la mañana, pero está oscuro, con poca gente en la calle; o cuando cruzas sin pensar mucho un semáforo, sabemos que estamos expuestas. En Ladyrun siempre aconsejamos correr con una amiga, y también dejar bajo el volumen de nuestros audífonos para estar atentas.

Lindos pies. Este es un tema doloroso, físicamente nuestras patitas están en su peor momento. Algunas uñas que se caen, callos, durezas, logran que tengamos que invertir y dedicarle más cariño a este ítem.

 

por

Periodista corredora. Le gusta ver tele y películas además de escuchar buena música corriendo.

Comentarios