Buenas razones para pasar del 2017 al 2018 en zapatillas

El 2017 se va, y ¿qué mejor forma de terminarlo que haciendo lo que tanto amamos con las zapatillas puestas? Entre fiesta y fiesta, bienvenidos los kilómetros para esta recta final.

Puras buenas razones para pasar del 2017 al 2018 en zapatillas. El amigo secreto de las amigas, de la oficina, del curso, fiestas de fin de año, Navidad, Año Nuevo, el asado post carrete… los eventos y excusas para no entrenar son tantos que a veces olvidamos lo importante que es ser constantes, sobre todo en estas fechas.

Continuar sumando kilómetros en última patita del 2017 va más allá de mantener el estado físico, porque probablemente una semana no marcará la diferencia, pero sí nos ayudará a sobrellevar esta intensa época del año y cambiar el calendario con las pilas cargadas.

Adiós a las excusas, ¡acá van buenas razones para pasar del 2017 al 2018 en zapatillas!
  • Empieza el día con energía. Independiente de si eres corredora AM o PM, durante esta época en que los eventos after office y las compras navideñas se apoderan del escaso tiempo libre, privilegia horarios matutinos de entrenamiento. Así dejarás la tarea hecha desde temprano, además de arrancar el día con mucha más energía (y de paso capear el calor…).
  • Libera estrés. Aunque el objetivo de estas fechas es celebrar y disfrutar en familia y con amigos, en ocasiones el estrés se vuelve inevitable. Para no caer en la histeria navideña, el deporte es el mejor aliados. Por eso sal a correr tranquila, disfruta de tu momento de paz y tranquilidad, y genera endorfinas para hacerle el quite al estrés y regalar sonrisas a los mañosos.
  • Contrarresta las calorías extra. Es un hecho, para las fiestas de año nos damos bastante más gustitos en nuestra alimentación, y está bien hacerlo y especialmente DISFRUTÁRLO (acuérdate que dicen que comer sin culpa engorda menos). Pero para disfrutar esas galletitas, ese pan de pascua y esas merecidas copas de espumante la noche del 31 sin cargo de consciencia, preocúpate de contrarrestar la ingesta de calorías con el entrenamiento. La formula mágica es bien simple: si comes y tomas más, corre más.
  • Por un año redondo. Si el 2017 te conquistó el running o confirmaste tu amor por este deporte, entonces termínalo sumando unos últimos y reconfortantes kilómetros en esta recta final. Además, ¿qué mejor augurio para un buen año deportivo, que dar la bienvenida al 2018 con las zapatillas puestas?

 

 

 

por

Periodista, valdiviana y fanática del sur de Chile. Corro porque me hace feliz, y mucho más si es escuchando reggeaton.

Comentarios