¿Qué son los abdominales hipopresivos y para qué sirven?

Los abdominales hipopresivos son los abdominales de moda, pero ¿sabes qué son y cómo funcionan? Acá te contamos todo lo que necesitas saber para incluirlos en tu rutina de ejercicios.

Nunca había escuchado de los abdominales hipopresivos hasta que Giselle Bündchen dijo que el secreto de su vientre plano eran estos ejercicios. Sin embargo, más allá de del resultado estético, a nivel deportivo también guardan grandes beneficios. Sí, son los abdominales de moda, pero ¿sabes qué son y cómo funcionan?

Este tipo de abdominales tonifican la musculatura abdominal, el piso pélvico y estabilizan la columna. Pero, ¿y qué pasa con el six pack? Este último déjaselo a los abdominales tradicionales, ya que en este caso se tonifica y se reduce contorno, fortaleciendo la espalda.

Las técnicas hipopresivas fueron creadas por el Dr. Marcel Caufriez (https://caufriezconcept.com )  en la década de los 80 como ejercicios de recuperación durante el postparto. Aquellas mujeres que realizaban abdominales tradicionales se recuperaban peor de los problemas de suelo pélvico provocados por el parto.

Sin embargo, no solo los recomiendan para la etapa post-parto. Una vida sedentaria incentiva la pérdida del tono de la pared abdominal, lo que también se traduce en malas posturas, provocándose lesiones y dolores. De ahí su uso en rehabilitación de patologías de columna. Y el otro grupo que se beneficia con esta técnica son los deportistas, justamente por el aumento de la capacidad pulmonar.

Abdominales hipopresivos: en la practica

 

Este tipo de ejercicios tiene una técnica específica que se basa en la presión y tensión. Pero se debe consultar a un experto para su correcta realización, ya que de otra forma no tendrás los resultados esperados y puedes terminar con lesiones mecánicas.

Por lo mismo tiene ciertas recomendaciones previas a realizarlos como: haber ido al baño antes de realizar los ejercicios; hacerlos por la mañana, ya que es una actividad que activa el sistema orto-simpático e implica un gasto energético importante; evitar hacerlos después de comer o mientras dure la digestión; hidratarse adecuadamente antes y durante la práctica; mantener un ritmo constante, es decir, sin descansos durante el tiempo que dure la sesión.

Y no se recomienda para las embarazadas ni personas con tensión arterial alta, ya que aumenta la presión sanguínea.

Es ideal comenzar desde lo básicos para ir evolucionando en la técnica a medida que el estado físico va aumentando. Los efectos no son inmediatos, se perciben a partir del mes y medio de su práctica constante, pero también depende de cada mujer. Y a nivel terapéutico mejora la incontinencia, el estreñimiento, problemas circulatorios de piernas y dolores de espalda. Incluso en el plano sexual tiene sus beneficios.

Abdominales hipopresivos: al correr

 

Hablando sobre los abdominales hipopresivos con mi kinesióloga, me dijo que el efecto es el de correr con una faja, pero en este caso es natural y parte de tu fisionomía.

Y en el caso de las corredoras, los estudios existentes hasta ahora han arrojado que:

– Ayuda en la postura

– Mejora la elongación de isquiotibiales

– Tonifica la faja abdominal y aumenta masa muscular lumbar, estos claves en la estabilidad de la cadera y en la técnica de carrera

– El índice cintura-cadera y el perímetro de la cintura (ambos indicadores de riesgo a sufrir un accidente cardiovascular) se reduce debido a la tonificación del piso pélvico

– Aumenta la capacidad muscular

La técnica es clave. Tanto la postura como la respiración son la base y clave de los hipopresivos. Basándose en la apnea, el solo hecho de mantener el abdomen apretado controlando la respiración requiere de un esfuerzo físico. Estas apneas respiratorias se combinan con una contracción involuntaria de la faja abdominal y el suelo pélvico asciende.

por

Periodista, peatona, runner AM y a veces PM. No tengo pedigrí de atleta, corro porque me gusta.

Comentarios