Suscríbete
Búsqueda

5 consejos para evitar el aburrimiento en los entrenamientos ‘largos’

Los entrenamientos ‘largos’ son uno de nuestros máximos desafíos físicos, pero también mentales. Por eso armamos esta lista de prácticos consejos para que el aburrimiento no te consuma cuando te aventuras a una tirada XL de kilometraje.

1. Prepara tu playlist o podcast.Calcula cuánto tiempo durarán tus entrenamientos y prepara una lista de música entretenida y variada, que dure como mínimo ese tiempo (aunque siempre es mejor que dure un poco más). Si empiezas a repetir las canciones te dará la sensación de caer en la monotonía. Otra buena idea es correr acompañada de un podcast que te mantendrá distraída del cansancio, eso sí, que no te desconcentre de la ruta.

2. Corre en círculos.Sí, suena extraño, sobre todo en una nota sobre cómo combatir el aburrimiento, pero según los adeptos de esta teoría, romper una distancia larga en partes pequeñas, funciona. La técnica consiste en repetir un recorrido corto (6 a 8 km) o una pista de ida y vuelta para llegar a la distancia total. Aunque ir y volver puede parecer aburrido, esto hace que el tiempo pase más rápido.

3. Prueba la ruta al revés. Si tus entrenamiento siempre son del punto A al punto B, dale la vuelta y corre de B hasta A. Toma un taxi o pídele a alguien que lleve hasta el lugar donde sueles terminar, hacer la misma ruta pero en otra dirección puede hacer toda la diferencia.

4. Corre acompañada.Ya les hemos contado de los múltiples beneficios de correr en equipo o con amigas, y sobre todo en distancias largas, la compañía es la mejor herramienta para no aburrirse. Aprovechen para conversar un poco, motivarse mutuamente o simplemente sentirse apoyadas. Eso sí, para este tipo de entrenamientos es importante que corras con alguien que tenga un ritmo similar al tuyo.

5. Haz un ‘ensayo general’ de la carrera.Para hacer de tu tirada larga, una experiencia lo más parecida a la carrera para la que te preparas, diseña una ruta que tenga características similares. Por ejemplo pendientes, cerros o bajadas. El día de la salida haz todo tal cual lo harás en la carrera (cena del día anterior, desayuno, vestimenta, hora de largada, etc.). Al finalizar date una merecida recompensa, por ejemplo un desayuno con amigas o un almuerzo con tu equipo, que servirá como incentivo para cumplir con tus kilómetros.

por

Periodista, valdiviana y fanática del sur de Chile. Corro porque me hace feliz, y mucho más si es escuchando reggeaton.

Comentarios

+