Suscríbete
Búsqueda

¡No al saboteo del invierno!

El frío, la lluvia y el cielo gris son peligrosos elementos que se conjugan para sabotear el cuerpecito que con tanto esfuerzo construimos durante el verano. De nosotras depende detener este peligroso escenario, y tiene que ser ahora, antes de que sea demasiado tarde.

Muchas habrán escuchado que el cuerpo de verano se construye en el invierno, y es muy cierto. El problema es cuando el invierno (con sus días grises, tardes de lluvia y bajas temperaturas) sabotea el cuerpo que con tanto esfuerzo y dedicación construimos en el verano. Por eso ladies, antes de que sea demasiado tarde, eviten tirar todo el trabajo por la borda. Aunque este frío nos haga olvidar las tardes de calor y piscina, el ciclo e las estaciones no perdona, y más vale estar preparadas.

Acá les dejo algunos tips para hacer del invierno nuestro aliado de cara al verano.

  • Limita la ingesta calórica. Eso de que en invierno necesitamos más calorías para enfrentar las bajas temperaturas, es un mito con el que muchas nos hemos justificado ilusamente para entregarnos al pancito calentito o uno que otro chocolate. Repitan conmigo: ¡no hay que comer más! Para enfrentar los días helados, lo que necesitamos es alimentarnos equilibradamente y de manera sana. Consumir alimentos que nos den más energía, pero no comer extra. Es cuestión de calidad, no de cantidad.
  • No dejes de entrenar. Definitivamente es más difícil salir a correr con el día oscuro y el termómetro bordeando los 0° C, pero que eso no se convierta en una excusa para abandonar los entrenamientos. Cuesta más, pero como muchas cosas en esta vida y en el running, la recompensa se siente tanto mayor cuando lo hemos logrado. Inviertan en primeras capas, guantes y gorros, y salgan a correr, que entrenar con un poquito de frío no le hace daño a nadie.
  • Cuida tu piel. En primavera y verano andamos más piluchas, y lógicamente nos preocupamos de estar bien encremadas y con el pelo hidratado. Pues bien, a pesar de que ahora andemos tapadas de pies a cabeza, es muy importante no abandonar nuestra rutina de belleza. Crema hidratante -de cuerpo y rostro- productos de tratamiento para el cabello, y cuidados más específicos como por ejemplo para la prevención de estrías, deben ser una constante sin importar la estación del año.
  • ¡Sigue con tu vida activamente! Sin duda Netflix y el sillón del living se convierten en un tentador panorama durante el invierno, y si a esa ecuación le agregamos un chocolate o pastelito, la escena se acerca bastante al paraíso, pero ¡stop! Evita poner tus actividades diarios en pausa solo porque hace frío o el día está feo. Sigue con tus entrenamientos, con tus panoramas, sal con tus amigas, muévete en bicicleta, etc. Si tienes frío no te encierres, mejor abrígate bien, que el invierno no sea excusa para arranarse.

por

Periodista, valdiviana y fanática del sur de Chile. Corro porque me hace feliz, y mucho más si es escuchando reggeaton.

Comentarios