Suscríbete
Búsqueda

En medio de la crisis… ¿y si volvemos a correr?

Han sido días intensos para todas y entre los múltiples acontecimientos muchas dejamos de correr. No tenemos la respuesta de qué pasará, pero sí sabemos que ante una crisis, el deporte siempre será un buen camino para afrontar la incertidumbre y los cambios que vengan. Conversamos con el psicólogo deportivo Alejandro Díaz, para entender por qué es recomendable hacernos el ánimo y volver a correr.

Desde la vereda que sea, las últimas semanas han sido difíciles para todas. En Ladyrun nos quedamos sin palabras para procesar lo ocurrido, y aunque sabemos (y esperamos) que esta crisis sea el comienzo de un proceso de cambios profundos hacia la igualdad, como corredoras sentimos que ya es momento de volver a ponernos las zapatillas y obtener individualmente lo que mejor nos hace del running.

Para entender en profundidad por qué correr, o el deporte en general, es una excelente forma de aliviar los síntomas provocados por una crisis social como de la que somos testigos actualmente en Chile, conversamos con el psicólogo deportivo de la Red Salud UC Christus Alejando Díaz.

Lo primero, según explica, es comprender que cada persona reacciona diferente ante una crisis, por lo que no existe una fórmula única de lo que es responder ‘bien’ o ‘mal’. “Cada reacción depende de la situación personal de cada individuo y de su capacidad/recursos para afrontar este período. Según cómo han afectado estos días a su rutina, se pueden generar sensaciones de tranquilidad, desahogo, angustia y todo tipo de manifestaciones cognitivas y emocionales”, explica.

En medio de una crisis como la que vive el país, ¿por qué es recomendable volver a la rutina de entrenamiento? El deporte, y la actividad física en general, son una excelente forma de retomar y re-canalizar la energía en estos momentos, pues el cuerpo y la mente necesitan los múltiples beneficios que dan estos estímulos, desde lo social, regulación de estrés y ansiedad, autoestima, por factores cognitivos (ordenar ideas y repasar nuestro diálogo interno).

 

En el contexto actual de Chile, muchas personas pueden pensar que volver a la rutina es algo negativo, sobretodo en un momento donde no se quiere dejar de avanzar en algo que se comenzó colectivamente. Sin embargo, sin dejar de lado lo que se está generando a nivel país, volver a las propias rutinas como complemento invita a regresar a los espacios propios, donde uno se reencuentra, y también a conectarse con las propias metas y desafíos.

 

Si no es posible retomar de inmediato la rutina que llevábamos antes, ya sea por razones de seguridad, desplazamiento, estructurales, etc., ¿qué alternativas tenemos? Las alternativas dependerán de los recursos, creatividad y también de las personas con quienes nos asociemos para retomar la actividad física. Es bueno preguntarse qué buscaba con el deporte antes de cortar mi rutina, y de esa forma sabré mejor cómo adaptarme para volver a buscar ese tipo de estimulación.

 

Por ejemplo, si lo que quiero es mejorar mi capacidad aérobica porque mi meta es correr una medio maratón, debo buscar como ajustar mis horarios para saber cuándo y cómo entreno esta capacidad. Si estaba trabajando en mejorar la fuerza u otra cualidad física, debo pensar cómo suplo este tipo de trabajo, entendiendo las posibles limitantes de horarios, lugares e implementación. Afortunadamente hoy en día existen aplicaciones, videos en redes sociales y distintas opciones para mantener ciertos trabajos incluso en la casa.

 

La mayoría dejamos de correr estos días y hemos estado expuestas a un alto nivel de incertidumbres y preocupaciones, sumado el agobio mediático y de las redes sociales, ¿cómo reactivarnos en el running responsablemente? Sin exigirnos de más… Lo primero es no pretender compensar en cargas de entrenamiento (físico y mental) todo lo que no he podido hacer durante el tiempo que estuve sin correr. El cuerpo es siempre nuestro mejor indicador, por lo tanto debemos respetar las primeras sensaciones al volver a entrenar y de esta forma poner atención en cómo reajusto mis metas y trabajos según este “reinicio”. Es importante siempre asesorarse en este aspecto con un especialista en entrenamiento físico, ya que así evitamos sobrecargas que pueden llevar a lesiones y más tiempo de pausa o alejamiento del deporte.

 

Si al retomar nuestros entrenamientos y rutinas diarias nos seguimos sintiendo emocionalmente sobrepasadas, ¿cómo identificar cuando es recomendable acudir a un especialista? Muchas veces se piensa que solo al sentirme en un extremo es momento de acudir a un especialista, por ejemplo, al estar muy desmotivada o auto-exigida, sin embargo es un trabajo que ayuda siempre. A través de la psicología podemos ayudar a ordenar las ideas, mantener el equilibrio, las metas claras y bien desarrolladas, a exigir, superar y sobretodo a disfrutar de la actividad que realizamos.

por

Periodista, valdiviana y fanática del sur de Chile. Corro porque me hace feliz, y mucho más si es escuchando reggeaton.

Comentarios

+