Suscríbete
Búsqueda

Los 5 tipos de rutas que toda runner necesita

Nuestras rutas van a depender, obviamente, de nuestras capacidades y el nivel en que nos encontremos, pero creo que es fundamental que abarquen al menos estos básicos: velocidad, altimetría, pasarlo bien y resistencia.

Ya sea por seguridad, comodidad o ambos, es importante tener rutas de running cerca de nuestros hogares que podamos repetir en nuestros distintos entrenamientos. La idea es que no sean iguales entre sí, sino que nos ayuden a ejercitar diferentes distancias, altitudes y terrenos.

5K simple:Para correr cuando tenemos poco tiempo, un “voy y vuelvo” de media hora. La idea es que sea una ruta relativamente pareja en altitud, sin grandes subidas ni bajadas, y que ojalá considere un parque o una zona con pocos semáforos para hacerla corta. En mi caso me gusta bajar por Pocuro dos kilómetros y medio y después subir.

Con altos y bajos: Donde vive mi mamá está lleno de pequeños cerritos que hacen que incluso una salida corta sea exigente. Las constantes subidas y bajadas son ideales para construir resistencia y ejercitar nuestra respiración, nuestras piernas y nuestra paciencia. Lo mejor es que una vez que te acostumbras a este tipo de rutas, las superficies planas son pan comido.

10k: Es la distancia perfecta para trabajar un poco de resistencia y velocidad. Puedes hacer dos veces tu ruta de cinco kilómetros o puedes inventar una más larga para no andar dando vueltas. En lo personal prefiero que sea una ruta circular para no volver por donde mismo vine, pero lo importante es que termines en la puerta de tu casa y vayas por lugares lo suficientemente seguros.

Una plaza: Busca un parque cerca de tu casa para dar vueltas. Ahí podrás practicar fartleks, controlar velocidad o dar infinitas vueltas dependiendo de qué quieres hacer con tu entrenamiento ese día. Las plazas son usualmente seguras y concurridas, y siempre es rico correr entre arbolito. Además, tus piernas agradecerán la arenilla suave.

De la casa al desayuno: Si te gusta correr con gente, te propongo una ruta entretenida que empiece en tu puerta y siga por las casas de tus amigas (ojalá que no queden tan lejos, si no bueno es un punto de encuentro), y que termine en un rico café para tomar desayuno. Porque seamos sinceros, al menos en mi caso, así como me gusta correr me encanta comer.

por

Periodista runner y mamá de dos guaguas. Corro porque me hace feliz y eso es lo que intento transmitir a los demás.

Comentarios

+