Suscríbete
Búsqueda

5 (buenas) razones por las que deberías darte un baño de tiña

Hay buenas noticias para las fanáticas de este adictivo ritual, está comprobado que un baño de tina tiene importantes beneficios para la salud física y mental. Acá te contamos más para que tu también te unas a este terapéutico momento de belleza y relajación runner.

 

  1. Relaja y desinflama los músculos de tu cuerpo

Un baño de tina con agua tibia (40ºC aprox., evita la temperatura muy caliente) hace que los vasos sanguíneos se dilaten y que haya una mayor oxigenación del cuerpo, y por ende que la musculatura se relaje, contracturada generalmente por estrés. Además, esto ayuda a desinflamar y aliviar las dolencias y el cansancio provocado por el entrenamiento del día.

  1. Alivia el dolor de cabeza y los síntomas del refrío

El agua tibia relaja la presión de la sangre (el mismo objetivo que los medicamentos para alivia el dolor de cabeza) y permite que el oxígeno llegue a las células de tu cuerpo, incluido el cerebro. Además, si estás resfriada un baño de tina es perfecto, ya que el vapor del agua te ayudará a descongestionar el sistema respiratorio y calmar el dolor de garganta. Esto también aplica para aliviar la sinusitis o alergias.

  1. Estimula la circulación

El agua tibia dilata los vasos capilares del cuerpo y permite la correcta oxigenación de las células, y con ello se estimula el funcionamiento de los sistemas circulatorio y linfático. Para potenciar este efecto utiliza una esponja para masajear el cuerpo.

  1. Elimina las toxinas

Por la misma activación del sistema circulatorio, los poros de la piel se abren, permitiendo que elimines las toxinas que has acumulado durante el día o semana. Con esto tu cuerpo bota los deshechos que provocan efectos como granos o envejecimiento prematuro de la piel. Aprovecha este momento para ocupar exfoliantes y aceites hidrantes, y así limpiar y humectar tu piel en profundidad (encuentra más días en el post ¡A correr bellas!).

  1. Es la antesala perfecta para ir a dormir

Haz de tu baño de tina un ritual de relajo y desconexión, y con ello crearás la antesala ideal para preparar tu cuerpo y mente para ir a dormir. El agua tibia, los aromas relajantes, la música de fondo y todo lo que implica un baño es un efectivo tratamiento para calmar la ansiedad y el estrés, prevenir el insomnio y dar por finalizado el día en un estado de paz y tranquilidad.

¿Qué no te debería faltar en un baño de tina?

  • Velas con aromas relajantes como lavanda, jazmín o manzanilla.
  • Exfoliante para la piel (idealmente rostro y cuerpo).
  • Aceite calmante y/o hidratante para rociar sobre al agua.
  • Música tranquila de fondo (una copa de vino también es bienvenida).
  • ¡Tiempo para ti!

Si te gustó este post, lee también Así debería ser tu ducha post-entrenamiento.

por

Periodista, valdiviana y fanática del sur de Chile. Corro porque me hace feliz, y mucho más si es escuchando reggeaton.

Comentarios

+