Suscríbete
Búsqueda

5 verdades del running que las inspirarán a convertirse en una corredora

Todas podemos ser corredoras ¡ en serio! Solo necesitan ese primer empujón para salir a probar sus primeros kilómetros. Acá les contamos 5 verdades del running que seguro las motivará para imaginarse con zapatillas y salir a correr.

¿Partimos con una confesión? Mi nombre es Josefina, y durante los primeros 30 años de mi vida fui sedentaria. El deporte no era tema, no era una meta. Si quería verme ‘bien’ ( que en esos años significaba estar flaca) prefería limitarme en lo que comía. Una dieta super ultra restringida era más realizable, para mí, que moverme. Comer solo 3 manzanas al día sonaba mejor que correr 3 cuadras.

Con esa mentalidad partí corriendo, un poco por azar y otro poco por obligación (no médica, si no laboral). Así que como verán no pintaba para runner. Ahora con 38 años aunque no soy una corredora profesional, ni siquiera una corredora rápida más bien una runner del montón, correr transformó mi vida.

Acá les cuento 5 verdades del running y que seguro las motivará para dar ese primer empujón e imaginarse con zapatillas. Vamos paso a paso y, ya verán, que terminamos en maratón.

Cada día se les hará más fácil

No les voy a mentir, las primeras veces que corran se sentirán pésimo. Se acordarán de esta columna y pensarán: “¿en qué minuto le dice caso a esta Ladyrun? ¡Yo no puedo!”. Calma, a todas nos pasó. Lo bueno del running es que cada día se hace más fácil y, créanme, rápidamente llegará ese día donde sin ni siquiera pensarlo comenzarán a disfrutarlo.

 

Se sentirán con más energía para todas sus actividades

Gastar energías te da energías. Suena raro, pero es la pura verdad. En la medida que sumen más kilómetros comenzarán a sentir un aumento de su energía vital, la cabeza se ordena y cada tarea diaria se hace más fácil. Puras endorfinas dando vueltas.

 

Serán parte de una orgullosa comunidad

Si pudieran embotellar la energía y emoción conjunta que se vive en una carrera, ese brebaje de vendería solito. Sin importar sexo, religión o condición social correr une y esa comunión basada en el deporte se siente cada vez que sales a correr. Una comunidad de corazón.

 

Cumplir las metas se siente increíble

Lo bueno del running es que no se necesita ganar para sentirse un ganador. En este deporte las metas las pones tú y día a día las puedes ir mejorando. La competencia es contigo misma y está basada en pequeños logros. Paso a paso.

 

Y finalmente, podrás comer más tranquila

Esta la dejé para el final, porque aunque no es lo más importante no nos hagamos las lesas: quemar calorías para reponerlas comiendo igual es lo rico de hacer deporte. Y más si eso significa tomar un rico desayuno después de entrenar.

 

Nota publicada en www.mujerdinamo.cl. No te pierdas nuestras columnas de running y vida sana en este medio todos los viernes.

por

Josefina, periodista, corredora aficionada y editora de Ladyrun.

Comentarios

+