Suscríbete
Búsqueda

¿Qué significa ser pareja de un corredor?

Esta vez le vamos a hablar a la pareja de un corredor. Sole Hott se pone del otro lado de la vereda y reflexiona sobre todas esas cosas que le pasan a nuestros pololos. Esos que nos acompañan a carreras y ven sus clósets sobre pasados de zapatillas ajenas.

Si bien en Ladyrun siempre hablamos desde el interior y confort de la ‘tribu’ runner, del otro lado de la calle están las parejas de los correcaminos, y hoy son las protagonistas. ¿Qué significa ser la pareja de un corredor?

¿Te has detenido a pensar en el rol que juega si él, o ella, no practica el running?

Aquí te dejamos algunas cosas que quizás no sabías de la pareja de un corredor

Al comienzo hacen el intento de ‘apañar’, luego evolucionan

Al principio puede resultarles entretenido y emocionante acompañarnos a una carrera. Pero después de algunos años, levantarse un domingo a las 7 de la mañana, ya no les genera la misma ilusión de antes. El panorama ya no está en ver salir a los corredores y pasar frío en el entre tiempo. Evolucionan, y después de algunas carreras, se levantan más tarde y te esperan en la meta, o en la ruta.

Fueron engañados, y lo siguen siendo

Desde que los conocieron escuchan el “voy a soltar un poco”, que se traduce en una hora fuera de la casa. “Voy a estirar las piernas”, “Una vuelta corta y vuelvo”, “Solo 40 minutos”, da lo mismo la frase, siempre involucra más de lo que se dice.

Tienen alta capacidad de bloqueo

Qué hace un runner cuando ve a otro corredor…hablar de running. Carreras, plan de entrenamiento, ritmos de pista, ruta del largo del fin de semana, en fin, han entrenado su capacidad de callar dichas conversaciones en sus cabezas, y hacer como que escuchan. Un gran talento.

Tienen menos zapatillas que su pareja

Definitivamente en este punto es imposible superar a un runner. Y es que el corredor se viste por los pies, y con un par de zapatillas no basta. Porque si además hace trail, o anda en bicicleta, va al gym u otra disciplina, también tendrá un par específico para eso. La zapatilla de running, es de running.

Trataron de convertirlos o jamás lo intentaron

Aquí los runners se dividen en aquellos que no tienen ningún interés por compartir su hobby, con el total respeto que merece, y aquellos que “evangelizadores” del correr.

Sus fines de semana no son lo que les prometieron

Se acaba la semana y llega el fin de semana. ¿Alguien dijo carrete? Un runner en plan de maratón, ultra o corrida escogida, ama los viernes, pero porque corre los sábados en la mañana. Además, si fue día de largo, después se duerme siesta.

Lesión a la vista, paciencia infinita

Definitivamente lo peor que le puede pasar a un runner es lesionarse, sobre todo si es grave y nos mantiene lejos de las pistas por un largo tiempo. El mal genio aparece, la frustración no se hace esperar y suele ocurrir que el más cercano paga un poco las consecuencias. Pero, tranquilos, sabemos que no fue su culpa.

Al final del día igual sufren…

No es fácil dejar ir a alguien por 42K, un ultra o incluso media maratón. Aun cuando llevemos muchas maratones a cuestas, y entrenemos hace años, hay cierta incertidumbre siempre.

 

Y, ustedes, como parejas de corredores y corredoras, ¿cómo lo viven desde la otra vereda?

 

por

Periodista, peatona, runner AM y a veces PM. No tengo pedigrí de atleta, corro porque me gusta.

Comentarios

+