Suscríbete
Búsqueda

Vitamina D, aliada silenciosa de nuestro rendimiento

Sobre todo en invierno, por la deficiencia de luz solar, consumir Vitamina D se vuelve fundamental. Asociada a la absorción de calcio, prevención de la pérdida de masa ósea y muscular, y a mejoras en la resistencia cardiovascular, vale la pena tenerla como compañera de ruta.

La vitamina D es fundamental en la formación y mantenimiento de los huesos, en la transmisión de los mensajes entre el cerebro y cada parte del cuerpo a través de los nervios, fortalecedora del sistema inmune y clave en la homeostasis de calcio y fósforo (lo que disminuye la posibilidad de lesiones).

Esta vitamina se roba el protagonismo dentro de nuestra dieta nutrirunner. Además, interviene en la capacidad oxidativa y en la producción energética,permitiendo que nos recuperemos más fácil de los esfuerzos de los entrenamientos.  

Conocida como la vitamina de la luz solar, su consumo tiene especial relevancia en la temporada otoño-invierno, ya que entrenamos más abrigadas, de noche o en espacios cerrados, lo que evita que el sol llegue a nuestra piel, y por ende, que se produzca vitamina D en nuestro organismo.

Con la vía natural de absorción un tanto compleja con estos días oscuros y fríos, es importante obtener la vitamina D a través de los otros dos caminos: alimentación o suplementos.

Se estima que la cantidad recomendada para adultos menores de 50 años debe ser entre 200 y 400 UI (Unidades Internacionales); por ejemplo un vaso de leche enriquecida con vitaminas A y D tiene unas 100 UI. Mientras que entre los 51 y 70 años la dosis debiese ser superior 400 UI. Sin embargo, los especialistas sugieren que más que la cantidad, se debe poner el foco en cómo consumirla, y en crear hábitos que incorporen la vitamina D naturalmente a nuestra dieta.

Acá te dejamos algunos alimentos ricos en Vitamina D que deberías anotar en tu próxima lista de compras:

  • Champiñones
  • Salmón
  • Sardinas en aceite
  • Atún
  • Leche
  • Cereales
  • Queso
  • Huevo Azul

 

por

Periodista, valdiviana y fanática del sur de Chile. Corro porque me hace feliz, y mucho más si es escuchando reggeaton.

Comentarios