Suscríbete
Búsqueda

No tienes ( si no quieres o puedes) que ser un atleta en cuarentena

«No tener ganas de hacer ejercicio no es un fracaso, y querer comer chocolates y galletas no es el fin del mundo». Este es el testimonio de nuestra Andrea Hartung en días de cuarentena.

Con todo esto de la crisis sanitaria que generó el Coronavirus, estamos pasando por una situación única a nivel mundial, donde nadie sabe bien cómo actuar ni qué va a pasar en el futuro, ni con nuestra familia ni con la sociedad en general.

A nosotras, que nos gusta correr, nos está costando todavía más, porque incluso las afortunadas que tienen trotadoras para sumar kilómetros se sienten encerradas, mirando por la ventana cómo las calles y los cerros dicen «ven», sin poder salir.

Y por si fuera poco, pareciera que para no perder el estado físico que habíamos conseguido durante el verano, estamos forzadas a trabajar el doble y el triple si podemos, ejercitando en casa todos los días y comiendo lo más sano posible.

Ojo, que ejercitar y comer bien es una buena idea, tanto para cuidar nuestro cuerpo como nuestra mente, pero es fácil irse al chancho y cruzar la línea que divide lo normal de lo exagerado.

Tómate un descanso

No tener ganas de hacer ejercicio no es un fracaso, y querer comer chocolates y galletas no es el fin del mundo. Es normal que necesitemos un descanso, y que no demos nuestro 100% todos los días, porque a veces necesitamos encerrarnos en nosotras mismas y reagruparnos lentamente.

Lo que estamos viviendo da miedo. Yo vivo asustada y nerviosa, y aunque casi todos los días me regalo unos minutos de deporte, desayuno panqueques todas las mañanas. Dejé de anotar mi comida en My fitness pal, porque no me importa si estoy consumiendo la cantidad de proteínas, carbohidratos y grasas que mi cuerpo necesita.

Le estoy dando a mi cuerpo lo que siento que quiere, y no me voy a privar, porque mi objetivo no es salir del encierro con calugas, es salir cuerda.

Si lo tuyo es comer sano y dejar el deporte para cuando puedas salir, hazlo. Si prefieres no hacer deporte ni comer sano, hazlo también. Esto no va a durar para siempre, pero no sabemos cuándo va a terminar, por lo que vivamos el día a día, no quememos todos nuestros fusibles en una semana por cumplir con las redes sociales, y relajémonos. 

Quédate tranquila si hoy sientes que no eres la misma de siempre. Ya vas a volver, y vamos a volver todas juntas, más fuertes que nunca (y si no estamos más fuertes que nunca, nos fortaleceremos en el camino).

por

Periodista runner y mamá de dos guaguas. Corro porque me hace feliz y eso es lo que intento transmitir a los demás.

Comentarios

+