Suscríbete
Búsqueda

¡Todas somos palta lovers!

La palta es el ingrediente estrella de nuestros troteyunos y ensaladas, pero además de su exquisito sabor y textura, el ‘aguacate’ (como se le conoce en todo el mundo) tiene múltiples propiedades nutricionales que nos hacen quererlo aún más.

La amamos la palta en todas su formas. Pero, a pesar de que su sabor es lo que a muchas nos ha hecho caer rendidas ante ella (aunque con el tiempo las paltas midan su peso en oro…), tiene muchos beneficios para la salud: es rica en fibra, lo que mejora la digestión y da sensación de saciedad, contiene ácidos grasos que reducen el colesterol y triglicéridos, y antioxidantes para prevenir enfermades de la salud ocular y cáncer. Además, desde la parte más estética, es rica en vitamina E, que mantiene la elasticidad de la piel.

¿Cuánta palta es suficiente?

Respecto a la porción recomendada, todo depende de las exigencias nutricionales de cada persona, aunque en cualquier caso se recomienda mantenerla bajo contro porque es bastante calórica. Se puede consumir en reemplazo de una porción de frutos secos, aceite o aceitunas, y en general, una palta chica el día es más que suficiente.

 

Acá les proponemos 4 originales formas de incorporar palta a tu dieta.

  • Smoothies

Nuestro amor por el pan con palta al desayuno es infinito e irrenunciable, sí, pero también podemos sumar este ingrediente en refrescantes smoothies de frutas y verduras. Vitaminas a la vena. Algunas sabrosas ideas de combinación es mezclarla con plátano, berries y un puñado de frutos secos o semillas.

 

  • Al horno

Y con un huevito en su interior, en lugar del cuesco, ¿qué mejor? La receta básica consiste en deshuesalra, cuidadosamente introducir un huevo crudo en el centro y condimentar a gusto. Luego llevarla al horno hasta que el huevo tenga la cocción deseada (15 minutos aprox.). Para darle un toque final, rociar queso parmesano, darle un golpe de calor y ¡voilà!

 

  • Como pan de hamburguesa

¿Pan de palta? Sí, han leído bien. Prepara o compra una hamburguesa, puede ser vegana si quieres que sea más liviana, ya que la palta es una fruta bastante pesada. Luego deshuesala, quítcale la cáscara y úsala en reemplazo del plan. Eso sí, para esta versión burger necesitarás una palta de buen tamaño, si quieres que contenga todo el relleno.

 

  • Trufas de chocolate y palta

Para las más dulceras, esta es una buena forma de pecar sin (tanta) culpa. Derrite chocolate amargo (170g aprox), suma un toque de vainilla y una pizca de sal. Luego agrega una palta molida a la mezcla y llévala al refrigador. Cuando esté ligeramente firme, haz bolitas,  pásalas por cacao y finaliza con otro golpe de frío.

por

Periodista, valdiviana y fanática del sur de Chile. Corro porque me hace feliz, y mucho más si es escuchando reggeaton.

Comentarios

+