El sostén ideal

Sí, las zapatillas con un básico para cualquier corredor. Pero para las mujeres el sostén adecuado es casi tan importante como encontrar el par adecuado para nuestra pisada.

Un buen sostén deportivo debe ser capaz de reducir el rebote en un deporte de alto impacto como es correr y debe secarse rápido para mantener la humedad controlada durante los entrenamientos. El mercado está lleno alternativas, tantas que muchas veces se confunden con sostenes dque tienen el mismo diseño deportivo pero que no cumplen con las funciones técnicas. Elegir mal puede traer consecuencias en la salud e incluso disminuir nuestro rendimiento. Según un estudio publicado por el British Journal of Sports Medicine, el dolor de espalda provocado por un sostén inadecuado puede disminuir en un 17% el rendimiento de una corredora. Para elegirlos correctamente recomendamos tener en consideración las siguientes características:

Menos es más. Revisa bien el producto: salta y corre dentro del probador. Un sostén deportivo debe sostener firme al busto, mientras menos rebote…mejor. Y la mejor manera de ponerlo a prueba es intentar (dentro de lo posible) reproducir movimientos que realizaríamos dentro de un entrenamiento.

Busca telas técnicas. Sí, es verdad que a las mujeres se nos recomienda privilegiar la ropa interior de algodón pero en el caso de los accesorios deportivos esta tela no es la más adecuada ya que cede con el tiempo y no es capaz de reabsorber la humedad.  En este caso, el poliéster no es el enemigo.

No a las costuras. En un entrenamiento corto pueden no molestar  pero después de los 10k un sostén con costuras protuberantes puede no solo ser incómodo sino también puede causar heridas en la piel. Por eso hay que buscar por prendas técnicas que tengan costuras delgadas o los de una pieza, que en mi opinión, son los más cómodos.

¡Gaste no más! Cuando correr no es un hobby de una vez por semana se entiende que hay que invertir en buenos implementos. Lo hacemos con las zapatillas y definitivamente, debemos hacerlo con los sostenes. No ahorre en este ítem porque qué sacamos con tener unas piernas firmes, menos grasa corporal pero el busto por el suelo, ¿no cierto?.

Apretado pero cómodo. La idea no es asfixiarse en pos de sostener firme el busto. Los tirantes deben sentirse fijos pero cómodos. Nada de pechos aplastados. Una recomendación: levantar ambos brazos y moverlos circularmente. Si no molestan es porque el tamaño es el adecuado.

por

Comentarios