7 consejos para realmente disfrutar corriendo

Para las que están comenzando, o planean hacerlo, les voy a dejar algunos consejos para que prueben sus zapatillas y disfruten corriendo.

Si recuerdo mis primeros días corriendo y no sé si podría decir que fue amor a primera vista. No, diría que fue algo más como un: “¿por qué la gente hace esto?… ¿por qué le hice caso a Tolga (un amigo de Turquía que fue el responsable de que empezara a correr)”. En fin, 20 minutos después dije es suficiente y volví a mi pieza. 30 grados de calor en pleno verano norteamericano me habían dado una cachetada de sudor y humedad.

Esa misma noche ya sentía cada parte de mi cuerpo, de todas maneras, al día siguiente decidí darle otra oportunidad. Fueron 5 minutos más, y así 8 años después sigo corriendo. Ahora sumando no solo minutos, sino que también kilómetros.

Cada vez que corría de nuevo, y más tiempo, se me hacía más fácil. Así llegó el momento de comenzar a amarlo y disfrutarlo. Y es que tú no TIENES que correr, pero si lo vas a hacer, DEBES disfrutarlo.

Correr es más complejo de lo que se ve, pero está ahí a prueba. Sin embargo, insisto, para qué hacerlo si no lo disfrutas. Lo importante es que debes saber que ese momento llega.

7 consejos para disfrutar corriendo

 

1. Tú, tranquila. Muchas veces cuando comienzan a correr pretenden correr rápido y mucho inmediatamente. La verdad es que eso va a doler. Y si duele es la señal de que vas muy rápido, el cuerpo necesita ajustarse y desarrollar la capacidad aeróbica necesaria. Adaptarse al impacto y al movimiento mismo del correr.
Los expertos recomiendan  partir por la corrida-caminata. Ir alternando unos minutos corriendo con caminata rápida, hasta que con el paso de los días sea más correr que caminar y terminar en solo correr. Ponte metas semanales y escucha a tu cuerpo…siempre.

2. Ahora, toma el ritmo…Una vez que logras mantenerte corriendo trata de ponerte una velocidad promedio por algunos segundos y la vas alternando con un trote. De esta forma irás descubriendo cuál es tu ‘pace’ en el que puedes mantenerte corriendo sin lesionarte.

3. Usa el poder de la música. Sí, es verdad, hay que hacerlo con cuidado para evitar los accidentes de los que ya hemos hablando. Sin embargo, a un volumen promedio, la música puede ser tu mejor incentivo. De hecho, un estudio realizado en Estados Unidos, demostró que unos runners cronometrados en 5K hicieron mejor tiempo y menor esfuerzo cuando corrieron con música, ya sea movida o más calmada.

4. Suma a un partner. Correr con amigos hace que los kilómetros vuelen. Y es el mejor momento para ponerte al día mientras ejercitas tu capacidad torácica. Ya hemos hablado antes de los beneficios del ‘trote conversado’ (Conchispeza: El trote conversado) muy recomendado por los entrenadores.

Recuerda que correr no debería ser un trabajo, en eso estás muchas horas al día, el running es para disfrutarlo y sentirte bien.

5. Replantea ese momento contigo misma
La lista de qué haceres son cosas que TIENES que hacer, correr, por el contrario es una decisión que tomaste. Además mejora tu salud, te ayuda a sentirte mejor y tener un cuerpo más fit. Es perfecto para salir de la lista de pendientes y tener un tiempo consciente contigo.

6. Cambia la ruta
Los runners suelen tener rutas favoritas, o diarias, según los kilómetros que quieran hacer y si es PM o AM. Sin embargo, para evitar aburrirte o que esa ruta ya no te motive a salir de tu casa, cambia el recorrido. Así descubre nuevas rutas con las que puedas lograr tus objetivos semanales.

7. ‘Kit’ anti el ‘me da lata salir’
La ‘lata’ es peligrosa porque puede llegar a quedarse para siempre. Por lo mismo cuando no encuentres motivos para salir a correr viaja en el tiempo a ese momento cuando terminas, lo bien que te sientes y lo productiva que fuiste día. Es como el café por la mañana para cualquier adicto a la cafeína matutina.

por

Periodista, peatona, runner AM y a veces PM. No tengo pedigrí de atleta, corro porque me gusta.

Comentarios