Suscríbete
Búsqueda

4 claves para romperla en los 21K de MDS2019

Es una de las categorías más masivas de la carrera y un perfecto desafío para corredores de todas las condiciones. Nuestra columnista Sole Hott ha corrido esa distancia en varias oportunidades y nos comparte sus consejos para romperla este domingo.

A pocos días de MDS2019 tenemos claro que el entrenamiento está hecho. Sin embargo, no debemos olvidar aquellas que están fuera de los kilómetros recorridos y más allá del masaje.

Tengo harta experiencia corriendo medias maratones y varias veces he cruzado la meta de MDS. Si tengo que nombrar 4 claves, según mi experiencia, para romperla en los 21K de la MDS, recomiendo:

– No hacer nada que no hayas hecho antes, no improvisar

Este consejo me lo dio mi entrenador, Lucho Montenegro, cuando empecé a correr. Y es literalmente el mejor que me han dado. Sirve para cualquier distancia, y en todo ámbito.  Desde no cambiar la alimentación, para evitar cualquier malestar, hasta no hacer tu cama si es algo que regularmente no haces. Aunque parezca gracioso, hay gente que se ha fracturado dedos en el intento.
Hasta la ropa, nunca será el momento de probar nuevas zapatillas, polera o calcetines. Hasta el calzón puede causarte un problema.

Para qué probar ahora, mañana es el gran día. No le des sorpresas a tu cuerpo, ya que no hay tiempo para solucionarlo.

– Descansar bien, pero sin exagerar

Los días previos a la carrera, y el día antes sobre todo, deben ser menos movidos que de costumbre. Pero, si eres de las que se pone nerviosa, quizás descansar demasiado sea peor.  Dormir una siesta, por ejemplo, puede hacer que no duermas bien por la noche. Pero tampoco te pases el día entero caminando, porque el cuerpo lo resentirá.

– Correr el día antes

Yo siempre he corrido el día antes de la carrera, eso si, guardando proporciones y con horario determinado. Para mí es ideal correr, o soltar, unos 4 o 5 kilómetros a ritmo suave, 24 horas antes. Como una activación, y terminar con harta elongación.
Para mí tiene un efecto físico y mental. Ya que no solo ayuda  a ‘calentar el cuerpo’, sino que además ayuda a relajarse, y bajar el nerviosismo.

– En la carrera…

Solo pensar que estás a 21K de la meta, que para eso entrenaste, piensa en el desayuno post y no tanto en el circuito. Mis mejores 21 siempre los he corrido sin saberme el recorrido. Solo corro. Déjate sorprender por la curva, la subida, la gente y los kilómetros finales. Si siento que mi cuerpo da más, acelero el ritmo, si comienzo a fatigarme, dale tiempo, pero todo bajo la base de lo que entrenaste. De ahí la importancia de conocer tu ritmo. Agua hay, así que no te estreses, y si subes, tendrás que bajar.

por

Periodista, peatona, runner AM y a veces PM. No tengo pedigrí de atleta, corro porque me gusta.

Comentarios

+