Suscríbete
Búsqueda

Testimonio, Belen Dussaubat: Como mi alimentación vegana me ayudó con las lesiones

La especialista en alimentación Belén Dussaubat nos cuenta su experiencia como corredora vegana y como ciertos cambios en su dieta han desencadenado que ya no sufra de lesiones. Además nos adelanta las fechas de su próximo taller para que se inscriban.

Hace un par de meses me puse a pensar cuándo fue la última vez que me había lesionado corriendo y ¡no me acuerdo! Ya va más de un año. Me sorprendí yo misma de esto y me fascinó comenzar a buscar la razón.

Si bien soy corredora amateur y corro por salud física y emocional, desde que empecé a correr con frecuencia ( 3 o 4 veces por semana) distancias entre los 7 y 15k, había vivido lesiones lateras cada 2 o 3 meses.

Llevo una alimentación basada en plantas, soy vegana hace casi 10 años. Muchas personas creen que no comer animales o sus derivados te roba energía, te debilita, provoca anemia, daña tu estado físico… yo he vivido lo opuesto. De hecho, gracias a que una época comí sólo frutas y verduras, tenía tanta tanta energía, que empecé a correr.

De eso ya van unos 7 años y he cambiado mi alimentación en la medida en que me he ido instruyendo y formando como educadora de alimentación consciente.

Pensando qué modificaciones en mi estilo de vida y en el día a día he realizado, que pueden tener que ver con la ausencia de lesiones, descubrí otra cosa. Llevo el mismo tiempo sin lesionarme, que sin apariciones inflamatorias en mis párpados, que también venían cada 8-12 meses. Se llama chalazión y según la medicina, es a causa de “mala suerte”, porque tus poros de la piel y canales de salida de toxinas en los ojos, colapsan con facilidad. 

Otra teoría que nunca quise creer al respecto, hablaba del sistema inmune: personas con baja inmunidad desarrollan chalaziones más fácilmente, siempre con una predisposición genética previa. 

¿Por qué hablo de problemas en la piel sobre los ojos en un sitio de corredoras motivadas?

Porque TODO EN NUESTRO CUERPO ESTÁ RELACIONADO. Y lo que sucede en un sector, órgano, o sistema, va a afectar de una u otra forma, al resto del organismo. Y la alimentación tiene mucho que ver!

Tanto para generar energía y ganas de correr, como para reparar microdaños generados a nivel muscular, articular y óseo, así como para recuperarnos de corridas largas/intensas, el organismo necesita un correcto aporte de micro y macronutrientes provenientes de nuestros alimentos. Conseguir suficientes calorías y los macros que por elección personal buscamos, es simple, en distintos tipos de dietas.

PERO reconocer que hay micronutrientes relevantes para los deportistas, como ciertas vitaminas, antioxidantes y minerales, implica un estudio más dedicado. Las dietas integraes de orige vegetal, que incluyen una diversidad de alimentos NATURALES, como frutas, verduras, algas y granos integrales, suelen ser completas nutricionalmente, si son bien planeadas, y además! DESIINFLAMATORIAS. 

A este punto quería llegar. Nuestro sistema inmune juega un rol muy relevante en la prevención y recuperación de lesiones. La inflamación celular no sólo se presenta en personas que sufren condiciones contemporáneas lamentables como artritis reumatoide, chron, colitis ulcerosa, psoriasis,lupus, hipotiroidismo o esclerosis múltiple.

La inflamación es una reacción cotidiana, de defensa interna, a distintos ataques y amenazas que ponen en riesgo nuestro equilibrio orgánico. Mientras más trabajo le demos al sistema inmune, peor podrá encargarse de defendernos y hacer bien la “pega” que le corresponde. 

Los alimentos procesados, industrializados, de origen animal, son inflamatorios, por definición. El organismo, al digerirlos y recibir sus componentes, responde muchas veces, generando un número elevado de leucocitos, y desencadenando procesos de defensa, que ocupan energía y roban la atención inmunitaria a otro eventos. 

El azúcar, por un lado, es sumamente inflamatorio y acidificante de la sangre. Y la proteína animal genera una respuesta acidificante e inflamatoria. En cambio las vitaminas A,C y E, la clorofila y otros antioxidantes presentes en distintos vegetales en estado natural, como los polifenoles y carotenoides, son fortalecedores del sistema inmune y ayudan a disminuir la inflamación.

Así, todos los años se va descubriendo cómo los nutrientes presentes en nuestros alimentos pueden afectarnos positiva o negativamente. 

Finalmente, ¿por qué incluyo toda esta info en este artículo?

Porque de los cambios importantes que he realizado el último año y medio en mi estilo de vida, y que relaciono totalmente con mi estado físico y recuperaciones:

-Bajé mi consumo de azúcares: pasé de comer fácil 2 o 3 kilos de fruta al día (wow), a 3 o 5 frutas diarias.

-Controlo la cantidad de dátiles y otras frutas deshidratadas, por ser muy concentradas en azúcar.

-Incorporé las legumbres como base de mis almuerzos diarios (sí, todos los días).

-Dupliqué mi ingesta de verduras crudas, junto a las legumbres.

-Como más semillas y frutos secos, activados.

-Observo a mi cuerpo y si estoy muy cansada, no corro.

-Evito pasar más de 4 horas sin comer, salvo en lapsus de ayuno intrmitente. 

Me siento más fuerte, he desarrollado masa muscular, he perdido peso y me he desinflamado. Interna y externamente. No me he lesionado en bastante tiempo (toco madera por esto), y siento 3 veces menos ansiedad por comidas procesadas o infinitas. 

Sé que queda mucho por mejorar. Siempre podemos ir probando cosas nuevas, desarrollando hábitos más sanos, y avanzando en el bienestar propio y de otros seres, además de nuestro entorno medioambiental. Comparto mi testimonio, primero para motivar a chicas que hacen deporte y temen comer sólo vegetales. Cuando estos cambios son graduales y hechos con conocimiento, son exitosos, no hay que temer!
También, para ayudar a derribar el mito de la importancia de la proteína animal, para desarrollar musculatura, prevenir lesiones y regenerar tejidos. Alimentos vegetales como las legumbres, semillas y cereales integrales, bien combinados y en cantidades específicas, pueden aportar todos los aminoácidos esenciales que requerimos.

En casos de mayor ingesta recomendada, hay proteínas vegetales derivadas de legumbres, brotes y cereales, también.

Las verduras son nuestro aliado al querer desintoxicar y desinflamar el organismo. Más allá de contar calorías, incluir el contar micronutrientes! saber cuáles y cuantos minerales y vitaminas realmente estamos consumiendo, es fundamental. Sin duda con una dieta alta en grasa y proteína animal se baje de peso rápido, pero los efectos a mediano y largo plazo, de un déficit de antioxidantes, azúcares naturales y minerales, presentes en frutas, verduras, legumbres, cereales y semillas, pueden ser mucho más relevantes, porque impactan nuestra salud y la juventud de nuestras células.

Dicho esto, parto a comerme una ensalada arcoiris y espero que ustedes también.

 

El próximo curso de profundización de Belen Dussaubat será el 2 y 3 de Abril 2019. Este es el link para que se inscriban! https://www.chirimoyalegre.cl/curso-semanal-de-alimentacion-viva-y-autocuidado-2/

por

Josefina, periodista, corredora aficionada y editora de Ladyrun.

Comentarios